“El desafío de perdonar”, por Jorge Lomar.

perdon_terapeutas03

Querid@s amig@s!!

Ya sois 5000 los seguidores de Confianza Personal, muchísimas gracias!! Y tengo un super regalo para ti, mucho mejor que un año de meditación en el Tibet o una carrera de Psicología. Y es que Jorge Lomar, el genial escritor, autor de: Vivir el perdón, nos habla hoy de el perdón.

“El desafío de perdonar”, por Jorge Lomar.

El perdón realmente sucede en la mente. El perdón es un trabajo de expansión de la conciencia, una ampliación definitiva del punto de vista, una nueva visión de la vida. También es un entrenamiento de nuevos hábitos mentales, un nuevo modo de ver al otro y a ti mismo.

El proceso en si es todo un camino de empoderamiento, de toma de responsabilidad y de constante superación del miedo, la culpa y el dolor. Para empezar, el proceso implica ir más allá de la apariencia. En la perspectiva que tienes de la otra persona o de la situación, no te puedes estancar en un punto de vista ya que precisamente eso es lo que te ha llevado al dolor.

El modo antiguo de ver el asunto, cualquiera que sea, ya lo has probado suficientemente. En fin, lo de atacar y defenderte ha sido el fundamento de tu educación, de tu competencia en cualquier terreno, de tu búsqueda de poder, de tu seguridad y de la mayor parte de tus reacciones. Ha determinado tu comportamiento y no ha solucionado el dolor. El perdón implica probar algo nuevo.

La disposición de aprender y la presencia son fundamentales. Se requiere por encima de todo que tú estés aquí y ahora. El perdón se fundamenta en una característica actitud de responsabilidad una vez que decides practicarlo o entrenarlo cada día con cada vez más sensaciones, pensamientos y sentimientos de dolor, miedo o culpa. Porque el perdón trabaja con lo que necesita ser sanado, con el odio y el sufrimiento.

El perdón comienza con la observación de la rabia, la ira, los enfados y el rencor. A estas emociones las podemos llamar las del tipo “odio”. Son los indicativos más superficiales de que hace falta perdón. Todos ellos son emociones que ocultan dolor, miedo, sensación de incapacidad, soledad y siempre culpa. Cuando ves a una persona enfurecida, lo que realmente está ahí es alguien asustado que está pidiendo ayuda como sabe y como puede. Un niño herido y revoltoso.

Después, cuando el proceso del perdón avanza, se trabaja con la identificación al dolor o victimismo, ya que el perdón desarrolla en ti la actitud de la responsabilidad. Eres responsable de tus sentimientos. El mundo te ha enseñado que eres víctima de lo que te ocurre y de las circunstancias. Por eso te ha puesto a la defensiva. Pero con el perdón aprendes que no es así. Eres responsable de la manera en la que ves las cosas y siempre puedes elegir verlas de otra manera. De una primera decisión de ver las cosas de otra manera ha surgido toda una actitud de responsabilidad y se va asentando en ti cada vez que la decisión se renueva. Por tanto, la actitud nos lleva a una decisión tras otra, un cambio de percepción tras otro. Así vamos perdiendo la adicción al sufrimiento o victimismo.

Después de la primera decisión y de reconocer una nueva actitud, se desencadena un proceso lento y paulatino que nos libera de ataduras, de culpas, de conceptos del pasado y del peso del victimismo. Y todo ello lo hace sirviéndose de toda la tecnología cósmica en cada instante.

El perdón está utilizando el juego de la vida para que trabajes directamente y sin escusas la observación de tu ego, de la manera más sencilla y directa posible. Y también de la más amable. El proceso está desmontando tu ego y te está llevando a reconocer lo que verdaderamente eres: amor puro. Y lo logra, porque te permite expresar amor sin lugar a dudas.

Continua leyendo en el enlace:

http://www.asociacionconciencia.org/index.php/aula-abierta/articulos/255-la-decision-iaceptas-el-desafio-de-perdonar

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado!!

“Una mirada al futuro”. (John Zelsik)

unamiradaalfuturo

Un joven viajero llegó a una aldea donde escuchó decir a los lugareños que cerca en las montañas vivía un anciano capaz de ver el futuro. Los ojos se le iluminaron pensando en poder conocer su futuro, así que se dirigió sin falta hacia las montañas. En cuanto el viejo adivino vio aparecer al forastero supo en el acto lo que andaba buscando. Aún así le preguntó: “Buenas, ¿qué le trae por estos parajes tan perdidos?”. Obviamente el viajero respondió que le gustaría conocer su futuro. El adivino aceptó a revelarle su futuro a condición de que el extranjero sólo hiciera una pregunta. Qué era lo que más quería saber de lo que le estaba por venir en la vida. “¿Seré rico?” — preguntó. “Sí, serás rico. Inmensamente rico a día de hoy” — dijo sin dudarlo el anciano. Antes siquiera de haber terminado de pronunciar la frase el joven viajero ya se iba corriendo loco de contento porque iba a ser rico.

Pasaron los años pero la tan ansiada riqueza no llegaba. ¿Se había equivocado el adivino? ¿Le habría mentido? Decidió visitarle de nuevo, si es que todavía vivía.

Llegó a las montañas y buscó al anciano. ¡Vivía! El adivino al verle llegar y reconocer en su cara los rasgos de aquel joven viajero que un día anduvo por aquellos lares preguntándole si iba a ser rico le dio la bienvenida y añadió sabiendo el motivo de su nueva visita: “¿Qué sucede? ¿No te has hecho rico?”. El joven entre enojado y decepcionado negó con la cabeza y después le exigió al adivino una explicación. Éste le dijo: “Cuando viniste aquí eras un joven aventurero lleno de entusiasmo y con ganas de hacer cosas, de comerte el mundo. Pero en lugar de eso ¿qué hiciste? Te quedaste esperando que la riqueza te cayera del cielo. Yo todavía no he visto nunca caer oro en lugar de agua. Quizás algún día llueva oro, pero aún así, si te quedas quieto lo único que conseguirás es que te golpeé en la cabeza y no consigas nada. Así que no me culpes por tus decisiones. Yo te contesté con honestidad. Y si hubieras sido igual de decidido y valiente que eras por aquel entonces hubieras sido rico. Te veía descubriendo un gran tesoro en tus aventuras. En lugar de eso abandonaste tus sueños esperando esas riquezas que soñabas. Quisiste saber qué futuro te esperaba, pero al saberlo tú mismo lo cambiaste”.

El anciano tenía razón. No podía reprocharle nada. Regresó cabizbajo a su hogar…Quizás los sueños de aventura resurgieran…

Si quieres algo no esperes a que suceda…¡Actúa!

Los sueños están para hacerlos realidad, pero si no luchas por ellos los mismo sueños pueden convertirse en pesadillas lamentando que no lo hemos intentado.

Nuestro destino está controlado por las decisiones que tomamos. Esas decisiones pueden convertir a un hombre humilde en un rey o al noble más rico en un mero sirviente… ¿Qué elegirías?

Por favor si os gusta el nuevo relato de John Zelsik, compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!.

¿Cuál es el impulso de tu vida?

avecesnonecesitas

Querid@ amig@!!

¿Qué mueve tu corazón? ¿Qué te hace levantarte y no parar de disfrutar de los retos?, ¿Cómo? Que aun no sabes cuales son tus sueños, las cosas que amas… No importa, toma un papel y un boli, y escríbelas, este sencillo ejercicio te llenará de energía positiva.

Hace relativamente poco tiempo han estudiado que cuando alguien confía en nosotros, aumenta nuestra confianza personal. (Seguramente que esto ya lo sabías…) Pero al mismo tiempo han descubierto que no es necesario que otra persona confíe en nosotros, sino que solamente es necesario que uno crea en si mismo, para que aumenten nuestros niveles de confianza personal. ¿No te parece increíble? Esto ya lo conocía de varios autores de desarrollo personal y tenía muchas ganas de compartirlo contigo. Así que estos autores se adelantaron muchos años a la ciencia.

De todas formas, quiero regalarte está frase tan positiva, que va más allá de la ciencia y el desarrollo personal, y que como no, habla del AMOR!!

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, y feliz fin de semana a tod@s!!

Cientos de maridos desaparecidos durante años, son encontrados en una remota isla del Pacífico.

portabaco

El me dijo: – Mari, me voy a por tabaco… y nunca regresó a casa.

Amig@s!! feliz fin de semana!! ¿Qué vas a mandar a por tabaco hoy en tu vida? Jajajajaja una sugerencia, que te parece mandar los resentimientos a por tabaco, como hemos estado viendo esta semana. Claro que si!! vacía tu mochila de rencores, esto es salud emocional, es desarrollo personal y es una pasada!!

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, y feliz fin de semana a tod@s!!

“El perdón libera el alma, elimina el miedo”. Nelson Mandela

nelsonmandela

Amig@s!!

Seguimos con el perdón, ¿Por qué tanta gente tan relevante insiste en perdonar?. Por favor, si perdonas escucha a tu corazón!! (que difícil!! jajaja) Seguro que se puede hacer, seguro que podemos escuchar a nuestra alma…

Como dice Nelson Mandela: “El perdón libera el alma, elimina el miedo. Por eso es una herramienta tan poderosa”. Y es que creo que perdonar es fundamental para estar en paz con uno mismo y con el resto del mundo. Porque elimina el miedo y también el acto de perdonar nos hace más humanos y ayuda a eliminar las fronteras entre los pueblos y hace posible la convivencia.

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, y feliz fin de semana a tod@s!!

“Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar”. Gandhi

gandhi

Amig@!!

Continuamos con el perdón, que sabia actitud! Y es que no sirve decir “te perdono, pero…” jeje, no es tan fácil perdonar y olvidar, al menos a mi me cuesta, algunos días más que otros, jajaja. Vamos a ser valientes y atrevernos a perdonar. La rabia y el resentimiento son como piedras que cargamos a nuestra espalda, no las queremos para nada. Queremos vivir sin cargas para poder disfrutar de la vida, ¿verdad?

Escucha tu voz interior, es posible que haya resentimientos, es natural, somos seres humanos. Pero tenemos que estar atentos para que no nos atrapen esos sentimientos. Yo creo que cada uno debemos de ser responsables a la hora de controlar nuestros sentimientos, sobre todo porque sino otros estarán encantados de controlar nuestros sentimientos, y sin darnos cuenta podemos perder nuestra libertad.

Como dice Gandhi, perdonar es amar, que forma tan bonita de decir te quiero!! ¿no te parece?

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!

“En lo profundo del alma”. (John Zelsik)

enloprofundodelalma

En tiempos de mitos y leyendas, una época en la que los dragones campaban a sus anchas sobre la faz de la tierra, un grupo de jinetes marchaba a hacerles frente comandados por su rey. Habían transcurrido veinte años desde la última vez que hombres y bestias se habían visto las caras. Un veterano de aquellos tiempos pasados puso su caballo junto al de un joven que se mostraba feliz por tener la oportunidad de combatir a los dragones. “¿Por qué tan contento, muchacho?” — le preguntó el hombre. El joven, sin perder la sonrisa, le respondió: “¿Por qué no iba a estarlo? Voy a enfrentarme contra esas bestias y cuando regrese me recibirán con honores. Seré un héroe”. El hombre soltó una carcajada. “¿De qué se ríe?” – preguntó ofendido el muchacho. Sin dejar de sonreír el veterano le dijo: “Déjame que te cuente una historia. Hubo un hombre, humilde, generoso, bueno. Siempre se mostraba tal cual era. Ese hombre era muy apreciado, querido y respetado, no sólo por los suyos. Un día los dragones aparecieron clamando venganza. Aquel hombre lo dio todo para proteger su hogar, su familia…Muchos de nosotros — hizo un gesto en referencia a los veteranos que iban en la compañía a lomos de sus caballos — les debemos la vida. Incluso diría más. Si no hubiera sido por él ninguno de nosotros, ni siquiera el reino, seguiría en pie hoy en día. En su último aliento de vida, mientras hacía que pusieran a salvo a su mujer, él solo contuvo a un dragón, y, pudiendo acabar con la vida de la bestia, se la perdonó. Gracias a ese gesto de misericordia la guerra terminó. Por desgracia también acabó la vida de ese hombre. Las heridas que tenía eran demasiado graves…No le importó nunca la fama. Ni lo que los demás pensaran de él. ¿A que no has oído nunca ninguna canción alabándole? En cambio del que hoy es el rey hay cientos de ellas cuando, en realidad, fue él quien agredió a los pacíficos dragones porque buscaba gloria y el que hace unos días volvió a hacerlo para demostrar que no es el cobarde que en realidad es. Ese cobarde rey que tenemos se llevó los honores de otro. La mayoría lleva máscaras, ilusiones de lo que queremos que el mundo vea de nosotros. Pero ocultar nuestro verdadero yo, sobre todo a aquellos a quienes amamos, hace que debemos pagar un precio por esa decepción. Quizás, a veces, demasiado elevado. Pero aquél hombre que dio su vida por sus seres queridos y su pueblo no le importaba mostrarse al mundo tal cual era. Sin querer aparentar nada. Sin esconder nada. Él sabía que la verdadera medida de la vida no era cuánta gente conoce nuestros nombres cuando muramos, sino las vidas de otros que tocamos mientras vivimos. Eso es ser un verdadero héroe. Dar la vida, sacrificar la vida sabiendo que aquellos a quienes salvas nunca lo sabrán…”. “¿Quién fue aquel hombre” — quiso saber el joven. El hombre, sin apartar la mirada del camino, dijo: “Tu padre”.

Para caminar por el sendero de la felicidad hay que empezar por sentirnos bien con aquello que hacemos. No por los demás, sino por nosotros mismos.

La empatía, el sacrificio, el amor…Esas cualidades se encuentran en lo más profundo, en la mejor parte del alma humana.

Por favor si os gusta el nuevo relato de John Zelsik, compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!. También podéis seguirnos en el nuevo blog: http://confianzapersonal.com

Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió.

El perdón
El perdón

Amigos!!

Continuamos con el perdón, y es que es fundamental para no sentir rencor, para no llenarnos de emociones tóxicas. Para despejar nuestra mente y poder dar lo mejor de nosotros mismos cada día.

El perdón tiene la ventaja de beneficiar al que perdona y al que es perdonado. Y se contagia a los demás. Todos somos humanos, todos podemos cometer errores, todos somos capaces de equivocarnos y ser geniales al mismo tiempo!! no es alucinante¿??

El perdón es más fuerte que el odio, es así, es inteligencia emocional!!

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!