El colchón financiero.

colchon01

¿Te gustaría no volver a tener problemas de dinero nunca más? A quien no, jajaja, que cosas tengo. Pero por lo menos, si no quieres ‘comerte el tarro’ con el dinero, que deje de ser una pesadilla en tu vida, puedes empezar a crear tu colchón financiero. No se trata del tópico de si me toca la lotería no voy a trabajar mañana, o si he ahorrado lo suficiente para jubilarme. Pero en ambos casos, créeme que te hará falta tener un colchón financiero.

Ya hemos visto que no hay que pedir créditos, que es el mayor enemigo de nuestro bolsillo, de verdad que lo es, y la mayoría de la gente cuando vive con menos, es más feliz, le damos demasiada importancia a tener cosas, y si deseas tanto tener una cosa, porque no alquilarlo, es mucho más barato y lo vas a disfrutar igualmente (pedazo idea!! quedate con ella amig@). Y como vamos a ahorrar el 20% de nuestros ingresos cada mes, lo mejor que podemos hacer es crear un colchón financiero. Esto es, reservar una cantidad de dinero para casos de emergencia.

Dependiendo de a quien preguntes, algunos te diran que 3000€, otros 18000€ y porque no, alguien podría decirte 5 millones. El caso es que la cantidad no importa, lo que realmente importa es cuantos meses puedes vivir manteniendo tu bienestar con ese dinero. La mayoría de la gente dice que el colchón te tiene que permitir vivir bien durante 6 o 12 meses, pero yo creo que que es mejor aumentarlo hasta los 18, o incluso los 24 meses.

Pero, ¿Por qué reservar este dinero? Porque nos va a dar muchísima tranquilidad y nos va a permitir tomar decisiones importantes en la vida, como por ejemplo cambiar de trabajo, o mejor aún, elegir el trabajo que quieres!! y también nos de la posibilidad de emprender un nuevo negogio, un sueño o una pasión. ¿Y por qué no, todo a la vez? Te imaginas dedicarte cada día a cumplir un sueño, con pasión y desarrollando tu negocio. Que pasada!!

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado!!

* ‘Comerte el tarro’ es una expresión, ya un poco pasada de moda, para decir obcecación o bloquearte la mente con la misma idea constantemente.

* Podéis encontrar esta magnífica foto y muchas más en pixabay.com.

“Enseñanzas de la vida”. (John Zelsik)

enseñanzasdelaviva

En la antigüedad, cuando los ancianos sabios y curtidos en mil batallas ejercían de maestros a los más jóvenes, estaba uno de estos hombres reunido con un grupo de jóvenes imberbes a su alrededor debatiendo sobre las más diversas cuestiones.

De todos es sabido las ganas de los jóvenes por lanzarse a la ventura y luchar en épicas batallas que les lleven a la gloria. Por eso, como el anciano que tenían ante ellos era un veterano de numeras guerras, un héroe en su tierra, le preguntaron sobre la vida y sobre cómo era aquello con lo que soñaban pero que les era ajeno.

El sabio sonrío pensando en que él, a su edad, no se diferenciaba mucho de esos jóvenes sedientos de gloria. Y les respondió: “La vida, la vida de cada uno de vosotros, de nosotros, no es más que un destino que nos es desconocido; un viaje lleno de triunfos y tragedias que nos permiten descubrir nuestro particular mundo. No sólo eso. Más importante es que nos permiten descubrirnos a nosotros mismos…En cuanto a esa parte de la vida que son las guerras, sólo son reflejo del horror y el odio que se esconde en el corazón de los hombres. Cuando en uno de los bandos anida el odio y la sin razón la otra parte no debe rehusar la confrontación. Las guerras pueden ser vencidas o perdidas pero sólo el amor puede curar las heridas. Sólo comprendiendo que lo que compartimos con el que creemos que es nuestro enemigo es mayor que lo que nos separa, sólo así se puede obtener la paz. Una pizca de comprensión puede limpiar la desconfianza y el odio del alma humana”.

Por favor si os gusta el nuevo relato de John Zelsik, compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!. Conoce a John Zelsik.

¿Tarjetas de crédito, a favor o en contra?

tarjetas01

Querid@ amig@!!

¿Has tenido alguna vez problemas para pagar la tarjeta de crédito? Yo varios meses, y por eso he decidido no volver a utilizarla nunca, pero nunca jamás, aunque sea black! jajaja! creerás que es una locura, sin embargo es lo más inteligente que se puede hacer. Hoy por hoy, probablemente el crédito al consumo es la mayor desventaja financiera que existe, por lo menos hasta que se descubra otra, jajaja, depués de ver como juegan los bancos con sus clientes, yo prefiero mil veces ir al dentista que al banco!! con todo mi respeto… para los dentistas 😉 🙂

El crédito al consumo es el mayor enemigo de tu dinero, de tu salario y en definitiva de tu felicidad y bienestar.

Pero ¿Qué hacemos si tenemos deudas? Tenemos que intentar que desaparezcan lo antes posible. Para ello dedicaremos el 20% de nuestros ingresos a pagar esta deuda. Este 20% sale de lo que tendríamos que destinar al ahorro y la inversión. Y la peor deuda que podemos adquirir es deuda para gastar en consumo!! Para eso está el 10% que destinamos a lujo, como vimos en el cuarto secreto de las finanzas personales.

La tarjeta de credito no se usa para casos de emergencia, pero nunca, eso es lo que nos quieren vender. Para las emergencias usaremos nuestro colchón financiero, ¿Qué es esto? os lo contaré en la próxima publicación.

A alguien más le parece extraño que cobren la tarjeta a final de mes, cuando cobramos el sueldo, ¿Casualidad o coincidencia?

Poco antes del gran escandalo de las tarjetas “black”, para los que no lo conozcais, las tarjetas black se las entregaba una importantísima entidad financiera (en teoría sin ánimo de lucro) a sus consejeros, para sus gastos de representación… Pues mi banco tuvo la genial idea o insensatez de enviarme una nueva tarjeta de credito negra, jajajaja, ¿Te imaginas su destino?…

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado!!

El camino de la vida, por John Zelsik.

elcamino

Hace mucho tiempo existía una aldea en la que sus jóvenes, al alcanzar cierta edad, debían emprender un viaje. El año antes los jóvenes eran preparados. Les contaban que había dos caminos. Debían escoger el de la izquierda pues se contaba que conducía a grandes riquezas. Uno de esos jóvenes alcanzó la edad y se dispuso a emprender su aventura. Todos en la aldea le despidieron recordándole el camino a seguir. El joven caminó y caminó hasta que llegó al lugar en el que el camino se bifurcaba en dos. El camino de la izquierda, el que se esperaba que siguiera, se veía que era utilizado con regularidad. Un camino limpio, libre de hierbas y, a simple vista, fácil de seguir. El otro, el camino de la derecha, apenas se vislumbraba nada. Cubierto por hierbajos, matorrales que no dejaban ver nada y, para colmo de males, era cuesta arriba. El joven dudó al principio qué camino tomar. Sentía curiosidad por el camino de la derecha. Sus sueños de aventura le decían que siguiera ese camino. Pero recordó las palabras de sus vecinos: sigue el camino de la izquierda que te llevará a grandes riquezas. Así pues, haciendo caso a lo que le habían dicho tomó el camino que parecía fácil, el de la izquierda.

Anduvo y anduvo. Pero no encontraba nada interesante por ese camino. Todo el paisaje era el mismo. Monótono. Aburrido. Hasta que se cansó y se dio la vuelta.

Volvió a la bifurcación. Como tenía sed se acercó al río que por allí transcurría a beber un poco de agua. Al ver su rostro reflejado en el agua se percató de que ya no era un joven sino un viejo de pelo cano y rostro arrugado. Parecía que habían transcurrido décadas desde que emprendió el viaje.

Conmocionado, todavía con la mirada perdida en el reflejo del agua, creyó escuchar unos pasos. Se giró y vio aparecer del sendero de la derecha, el difícil, a un anciano con rostro rebosante de felicidad. Olvidándose de su sed y su repentina vejez decidió abordarle y preguntarle: “Disculpe, buen hombre ¿a dónde lleva ese camino que tan feliz vuelve? ¿Por qué decidió seguirlo?”. A lo que el viejo respondió: “Ni idea. Simplemente decidí seguir el camino que más me gustaba”. “¿Nadie te dijo qué debías escoger el camino de la izquierda?” Volvió a preguntar el joven. Por respuesta el viejo dijo: “Vivía únicamente con mis padres en una montaña perdida. Simplemente me dijeron que fuera feliz. Supongo que eso me diría cualquiera que realmente se preocupe por mí. Y eso hice. Escogí el camino a mi felicidad”. Ante la nueva pregunta de si el camino a la felicidad había sido un camino fácil el anciano se rió y le dijo que para nada había sido sencillo. De hecho fue bastante duro. Pero ahora al final de su vida se sentía satisfecho por haberlo seguido.

No dejes que otros marquen tu destino. La vida es elección. Elige tu camino.

Por favor si os gusta la publicación, compartirla con vuestros amigos. Muchísimas gracias y espero que os haya gustado!! Conoce a John Zelsik.

Que no se acabe nunca la PASIÓN!!

 

bailar02Que no dejemos nunca de escuchar la música de nuestro CORAZÓN, bailemos y bailemos sin parar al son de la VIDA. Muchísimas gracias Carol por compartir este genial “claim”.
Por favor si os gusta esta potente frase compartirla con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero sinceramente que os haya gustado y feliz fin de semana!!

Los secretos de Confianza Personal: (4) Las finanzas personales.

finanzas03

Estimad@ amig@!!

¿Existe alguna fórmula para no tener que preocuparnos nunca más del dinero? Estoy seguro de que si, sino no se hubieran escrito tantísimos libros sobre como ganar dinero. Y esa fórmula que a mi me han enseñado, quiero compartirla hoy contigo. Y de esta forma empezamos con los secretos prácticos en Confianza Personal.

Lo primero es destinar para gastos el 50% de lo que ganemos. ¿Cómo lo ves? ¿imposible? Jejeje! yo la primera vez que lo escuche me quede alucinado, creía que era imposible vivir con tan poco dinero. ¿Realmente quieres tener libertad financiera y abundancia? Pues empieza desde ya, ahora, a controlar tus gastos. Y la primera regla es no gastar más de la mitad de nuestros ingresos en cubrir las necesidades básicas, como son la vivienda, la familia, la alimentación, la salud y la ropa.

El siguiente 20% lo vamos a destinar al ahorro y la inversión. Esto es fundamental porque si alguien cree que cuando se jubile va a poder vivir cómodamente está muy equivocado. La pensión es un animal en vía de extinción. Cada vez tendremos que trabajar más años para cobrar menos y probablemente desaparezca…

Otro 10% lo dedicaremos a caridad, a mejorar el mundo en que vivimos. Porque si no construimos un mundo que funcione, de que nos sirve tener libertad financiera.

Un 10% para nuestra educación, y es un nuevo paradigma de la sociedad en la que vivimos. Está todo evolucionando tan rápido que necesitamos aprender constantemente.

Y el último 10% tenemos que gastarlo en lujo, si si, en lujo, en darnos el placer de unas vacaciones, un viaje, un restaurante… De esta forma nos recompensamos por el esfuerzo realizado. Fundamental, para lanzarle a la vida el mensaje de que estamos haciéndolo muy bien!!

¿Qué te ha parecido? Sorprendente!! ¿si o no? Pues a muchísima gente nos está funcionando este sistema. Que es obra del genial Sergio Fernández y que nos lo contó en sus últimas conferencias en Madrid: El nuevo paradigma laboral y 7 Herramientas testadas para mejorar tus resultados económicos. Y si te parece interesante puedes apuntarte al seminario Vivir con abundancia que será el próximo mes de mayo en Madrid, y donde se explica con detalle este sistema.

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado!!

“El desafío de perdonar”, por Jorge Lomar.

perdon_terapeutas03

Querid@s amig@s!!

Ya sois 5000 los seguidores de Confianza Personal, muchísimas gracias!! Y tengo un super regalo para ti, mucho mejor que un año de meditación en el Tibet o una carrera de Psicología. Y es que Jorge Lomar, el genial escritor, autor de: Vivir el perdón, nos habla hoy de el perdón.

“El desafío de perdonar”, por Jorge Lomar.

El perdón realmente sucede en la mente. El perdón es un trabajo de expansión de la conciencia, una ampliación definitiva del punto de vista, una nueva visión de la vida. También es un entrenamiento de nuevos hábitos mentales, un nuevo modo de ver al otro y a ti mismo.

El proceso en si es todo un camino de empoderamiento, de toma de responsabilidad y de constante superación del miedo, la culpa y el dolor. Para empezar, el proceso implica ir más allá de la apariencia. En la perspectiva que tienes de la otra persona o de la situación, no te puedes estancar en un punto de vista ya que precisamente eso es lo que te ha llevado al dolor.

El modo antiguo de ver el asunto, cualquiera que sea, ya lo has probado suficientemente. En fin, lo de atacar y defenderte ha sido el fundamento de tu educación, de tu competencia en cualquier terreno, de tu búsqueda de poder, de tu seguridad y de la mayor parte de tus reacciones. Ha determinado tu comportamiento y no ha solucionado el dolor. El perdón implica probar algo nuevo.

La disposición de aprender y la presencia son fundamentales. Se requiere por encima de todo que tú estés aquí y ahora. El perdón se fundamenta en una característica actitud de responsabilidad una vez que decides practicarlo o entrenarlo cada día con cada vez más sensaciones, pensamientos y sentimientos de dolor, miedo o culpa. Porque el perdón trabaja con lo que necesita ser sanado, con el odio y el sufrimiento.

El perdón comienza con la observación de la rabia, la ira, los enfados y el rencor. A estas emociones las podemos llamar las del tipo “odio”. Son los indicativos más superficiales de que hace falta perdón. Todos ellos son emociones que ocultan dolor, miedo, sensación de incapacidad, soledad y siempre culpa. Cuando ves a una persona enfurecida, lo que realmente está ahí es alguien asustado que está pidiendo ayuda como sabe y como puede. Un niño herido y revoltoso.

Después, cuando el proceso del perdón avanza, se trabaja con la identificación al dolor o victimismo, ya que el perdón desarrolla en ti la actitud de la responsabilidad. Eres responsable de tus sentimientos. El mundo te ha enseñado que eres víctima de lo que te ocurre y de las circunstancias. Por eso te ha puesto a la defensiva. Pero con el perdón aprendes que no es así. Eres responsable de la manera en la que ves las cosas y siempre puedes elegir verlas de otra manera. De una primera decisión de ver las cosas de otra manera ha surgido toda una actitud de responsabilidad y se va asentando en ti cada vez que la decisión se renueva. Por tanto, la actitud nos lleva a una decisión tras otra, un cambio de percepción tras otro. Así vamos perdiendo la adicción al sufrimiento o victimismo.

Después de la primera decisión y de reconocer una nueva actitud, se desencadena un proceso lento y paulatino que nos libera de ataduras, de culpas, de conceptos del pasado y del peso del victimismo. Y todo ello lo hace sirviéndose de toda la tecnología cósmica en cada instante.

El perdón está utilizando el juego de la vida para que trabajes directamente y sin escusas la observación de tu ego, de la manera más sencilla y directa posible. Y también de la más amable. El proceso está desmontando tu ego y te está llevando a reconocer lo que verdaderamente eres: amor puro. Y lo logra, porque te permite expresar amor sin lugar a dudas.

Continua leyendo en el enlace:

http://www.asociacionconciencia.org/index.php/aula-abierta/articulos/255-la-decision-iaceptas-el-desafio-de-perdonar

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado!!

“Una mirada al futuro”. (John Zelsik)

unamiradaalfuturo

Un joven viajero llegó a una aldea donde escuchó decir a los lugareños que cerca en las montañas vivía un anciano capaz de ver el futuro. Los ojos se le iluminaron pensando en poder conocer su futuro, así que se dirigió sin falta hacia las montañas. En cuanto el viejo adivino vio aparecer al forastero supo en el acto lo que andaba buscando. Aún así le preguntó: “Buenas, ¿qué le trae por estos parajes tan perdidos?”. Obviamente el viajero respondió que le gustaría conocer su futuro. El adivino aceptó a revelarle su futuro a condición de que el extranjero sólo hiciera una pregunta. Qué era lo que más quería saber de lo que le estaba por venir en la vida. “¿Seré rico?” — preguntó. “Sí, serás rico. Inmensamente rico a día de hoy” — dijo sin dudarlo el anciano. Antes siquiera de haber terminado de pronunciar la frase el joven viajero ya se iba corriendo loco de contento porque iba a ser rico.

Pasaron los años pero la tan ansiada riqueza no llegaba. ¿Se había equivocado el adivino? ¿Le habría mentido? Decidió visitarle de nuevo, si es que todavía vivía.

Llegó a las montañas y buscó al anciano. ¡Vivía! El adivino al verle llegar y reconocer en su cara los rasgos de aquel joven viajero que un día anduvo por aquellos lares preguntándole si iba a ser rico le dio la bienvenida y añadió sabiendo el motivo de su nueva visita: “¿Qué sucede? ¿No te has hecho rico?”. El joven entre enojado y decepcionado negó con la cabeza y después le exigió al adivino una explicación. Éste le dijo: “Cuando viniste aquí eras un joven aventurero lleno de entusiasmo y con ganas de hacer cosas, de comerte el mundo. Pero en lugar de eso ¿qué hiciste? Te quedaste esperando que la riqueza te cayera del cielo. Yo todavía no he visto nunca caer oro en lugar de agua. Quizás algún día llueva oro, pero aún así, si te quedas quieto lo único que conseguirás es que te golpeé en la cabeza y no consigas nada. Así que no me culpes por tus decisiones. Yo te contesté con honestidad. Y si hubieras sido igual de decidido y valiente que eras por aquel entonces hubieras sido rico. Te veía descubriendo un gran tesoro en tus aventuras. En lugar de eso abandonaste tus sueños esperando esas riquezas que soñabas. Quisiste saber qué futuro te esperaba, pero al saberlo tú mismo lo cambiaste”.

El anciano tenía razón. No podía reprocharle nada. Regresó cabizbajo a su hogar…Quizás los sueños de aventura resurgieran…

Si quieres algo no esperes a que suceda…¡Actúa!

Los sueños están para hacerlos realidad, pero si no luchas por ellos los mismo sueños pueden convertirse en pesadillas lamentando que no lo hemos intentado.

Nuestro destino está controlado por las decisiones que tomamos. Esas decisiones pueden convertir a un hombre humilde en un rey o al noble más rico en un mero sirviente… ¿Qué elegirías?

Por favor si os gusta el nuevo relato de John Zelsik, compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, de verdad!!.

¿Cuál es el impulso de tu vida?

avecesnonecesitas

Querid@ amig@!!

¿Qué mueve tu corazón? ¿Qué te hace levantarte y no parar de disfrutar de los retos?, ¿Cómo? Que aun no sabes cuales son tus sueños, las cosas que amas… No importa, toma un papel y un boli, y escríbelas, este sencillo ejercicio te llenará de energía positiva.

Hace relativamente poco tiempo han estudiado que cuando alguien confía en nosotros, aumenta nuestra confianza personal. (Seguramente que esto ya lo sabías…) Pero al mismo tiempo han descubierto que no es necesario que otra persona confíe en nosotros, sino que solamente es necesario que uno crea en si mismo, para que aumenten nuestros niveles de confianza personal. ¿No te parece increíble? Esto ya lo conocía de varios autores de desarrollo personal y tenía muchas ganas de compartirlo contigo. Así que estos autores se adelantaron muchos años a la ciencia.

De todas formas, quiero regalarte está frase tan positiva, que va más allá de la ciencia y el desarrollo personal, y que como no, habla del AMOR!!

Por favor, si os gusta compartirlo con vuestros amig@s. Esperamos vuestros comentarios y muchísimas gracias por seguirnos, espero que os haya gustado, y feliz fin de semana a tod@s!!